Noticias

La afinación de la batería

By 4 febrero, 2012mayo 24th, 2020156 Comments

La batería, es un conjunto de instrumentos de percusión, compuestos básicamente por tambores, platillos y diversos accesorios como cencerros, woodblocks, etc.

Todos estos elementos pertenecen a la familia de la percusión de afinación indeterminada, puesto que no terminan de dar una nota clara y también para diferenciarlos de aquellos instrumentos temperados como son las láminas (xilófono, vibráfono, campanas, timpanis… etc).

La batería es un instrumento relativamente nuevo, las primeras baterías de finales del siglo XIX principios del siglo XX usaban parches de piel de cerdo y no eran afinables ya que el parche iba clavado al casco y solo podía tensarse aplicándole calor al parche, no es hasta los años treinta cuando Gene Krupa, batería de la orquesta de Benny Goodman, sugirió a Slingerland la posibilidad de adoptar palomillas a los timbales para que pudieran ser afinados.

Antes de comenzar os dejo unas sugerencias generales validas para cualquier método de afinación:

  • No existe un método estándar de afinar la batería.
  • Conviene tener a mano un instrumento temperado para comprobar las notas, mas en el caso de los principiantes, un teclado seria lo ideal.
  • El sonido de una batería es una combinación de varios factores:  Características del instrumento (Tipo de construcción, materiales, parches), afinación, sonido, toque y pegada de cada músico etc.. Por lo tanto una buena afinación es sólo una parte del sonido.
  • Para afinar cualquier elemento se debe extraerse de su herraje.
  • Los cascos tienen sus tesituras ( alturas de sonido) definidas en función de su tamaño, dimensiones y materiales. No pretendamos que un tom de 10 suene como uno de 14 pulgadas ni viceversa. Cuanto mas cercano lo afinemos a su tesitura mas resonancia obtendremos.
  • Un parche muy viejo o con abollones será muy difícil de afinar y mas en registros medios-graves, podría ser aprovechable para afinaciones agudas sin muchos alardes.
  • Lo mismo nos ocurre con un aro deformado o los bordes de los cascos que hayan perdido redondez.

PASOS A SEGUIR

PRIMERA PARTE

  1. Sacar el timbal de su herraje y ponerlo sobre una almohada o sillín, de tal manera que el parche contrario al que vayamos a afinar quede   apagado.
  2. Desmontar el parche y limpiar el borde del casco, el aro y el interior del timbal con un trapo.
  3. Limpiar los tornillos y lubricarlos con aceite o vaselina.
  4. Poner el parche en el casco, montar el aro y apretar los tornillos con los dedos de tal manera que los aros del timbal y del parche descansen uno sobre el otro a la mínima tensión posible.
  5. El siguiente paso será apretar cada tornillo con la llave de afinar utilizando el sistema de afinado en estrella (ver foto):
  6. Igualar la tensión de cada tornillo golpeando suavemente con la llave a lado de cada tensor, intentaremos buscar la misma nota en todos los tensores.
  7. Apretar el parche con la palma de la mano para que se asiente mejor sobre el borde del casco y los aros del parche encajen alrededor de los canales de los aros del timbal. Es posible que se perciban unos crujidos si se trata de un parche nuevo. es normal y forma parte del proceso de asentamiento del parche, probablemente el tono del parche baje, volver a subir el tono y repetir la operación de asentamiento hasta que mantenga la nota.
  8. Una vez estén todos los tornillos dando la misma nota, tocar el parche con una baqueta, sujetando con la otra mano el timbal y cogiéndolo del aro.

Repetir el proceso en el parche contrario intentando buscar la misma nota en los tornillos tensores.

SEGUNDA PARTE

Una vez tenemos los dos parches a igual tensión comenzamos a buscar un sonido con el que sentirnos cómodos, esto lo conseguiremos interactuando con los dos parches.

Para esta parte de la afinación tendremos que tener en cuenta todos los componentes que afectan a nuestro sonido, tales como:

  • Registro (agudo-grave)
  • Tono (brillo-opacidad)
  • Sustain (tiempo de duración de sonido, la famosa «cola»)

Partiendo de la base de que los dos parches influyen en todos los aspectos del sonido vamos a dar varias pautas para intentar conseguir el sonido deseado.

¿Por qué suena un timbal? Pues por una sencilla cuestión física, cuando golpeamos el tom el aire comienza a rebotar entre los dos parches, cuanto mas tiempo dure este rebote del aire mas duración (sustain) tendrá el sonido. En los años 70 muchos de los grandes bateristas utilizaban sus toms sin el parche resonante, sistema con el cual el aire se «escapa» y se consigue un sonido mucho más seco y sin armónicos.

Pensemos en el parche resonante (inferior) como una goma elástica que a mayor tensión antes dejara de vibrar y el sonido será mas seco, por el contrario a menor tensión tendrá mas sustain, por el contrario en el parche batidor (golpeador)  cuanto mas tenso este mas duración tendrá el sonido y cuanto mas flojo mas seco.

Teniendo clara estas pautas ya podemos interactuar con los parches hasta lograr nuestro sonido deseado, en función de la acústica del lugar, gustos etc..

Supongamos que tenemos que actuar en una sala con exceso de rebotes y queremos “secar” nuestra batería sin usar ningún tipo de sordina, siguiendo la ley física deberíamos tensar el parche resonante y aflojar de batidor, pero al dia siguiente  actuamos en un espacio al aire libre y nuestra batería se ha quedado demasiado muerta de sonido, en este caso tensaríamos mas arriba y aflojaríamos abajo.

Puede ocurrir que no consigamos eliminar los armónicos indeseados, en ese caso existen una gran variedad de sordinas en el mercado, cinta aislante etc.. que nos pueden ayudar aunque en mi caso recomiendo intentarlo todo antes de usar las sordinas ya que la batería como instrumento acústico necesita resonar para dar lo máximo de sí, lógicamente habrá casos dependiendo del estilo en los que si sea aconsejable usar sordinas o apagadores.

En resumen tendremos 3 tipos de afinación:

  • Los dos parches a igual tensión (máxima resonancia)
  • El golpeador mas tenso que el resonante (más cola)
  • El resonante mas tenso que el golpeador (menos cola)

TERCERA PARTE

Una vez tenemos los toms sonando a nuestro gusto nos queda buscar un intervalo lógico entre cada pieza de la batería.

En este caso vamos a hablar de los toms y de 2 configuraciones estándar:

La primera configuración de timbales será 10,12 y 14 pulgadas, al ser las distancias entre ellos de 2 pulgadas el intervalo correcto en función  de lo anteriormente expuesto sobre el tema de la tesitura seria una cuarta justa (dos tonos mas un semitono).

En la segunda configuración será 12, 13 y 16, tenemos entre el tom de 12 y el de 13 una sola pulgada con lo que lo ideal seria 2 tonos mientras que entre el tom de 13 y el de 16 podemos mantener la cuarta justa o 3 tonos.

Siempre tendremos un pequeño margen arriba o abajo pero todo lo que nos pasemos de ahí seria salirnos de la distancia lógica marcada por su diámetro y alguno de los toms estaría forzado bien por exceso o por defecto.

Estos son solo algunos pequeños consejos  sobre como afinar una batería, aun así debéis tener en cuenta todos los factores antes mencionados como acústica del lugar, tipos de parches (a mayor grosor mas grave), pegada del baterista, estilo (no es lo mismo afinar una batería para Rock (más grave) que para Jazz (más aguda), calidad del instrumento, tipo de material madera (arce, abedul, haya, roble), metacrilato etc..y sobre todo el gusto personal de cada uno, recordar que no hay nada mejor que probar y practicar hasta dar con nuestro propio sonido.

Nada mas, espero haberos sido de ayuda, un saludo para tod@s.

Jorge Cambareli